El Ingeniero Médico Juan Carlos Castaño Hernández, después de 20  años de investigación y estudios científicos, desarrolló la pureza del  ozono, al cual denominó OZONO MÉDICO CLÍNICO, con una tecnología  única en el mundo que se caracteriza por la efectividad y rapidez en los  tiempos de respuesta, tanto en el manejo de diferentes patologías en el  área médica como en sus aplicaciones en el área industrial para la  desinfección de alto nivel por vía aeróbica o acuosa.

Debido a su pureza, el OZONO MÉDICO CLÍNICO posee propiedades  especiales, las cuales se diferencian a las manejadas a través de los  dispositivos que se fabrican y utilizan en diferentes países, ya que estos  producen “Ozono Industrial”.

Está especialmente indicada su instalación en ductos que esparzan su  acción a través de todo el edificio, no solo para que su propagación sea  más efectiva, sino para conseguir con ello la limpieza de conductos que  presentan unas renovaciones muy escasas o nulas y que son objeto de  poca limpieza.

Mediante la colocación de nuestro equipo de Bioseguridad generador de  OZONO MÉDICO CLÍNICO completamente automatizado llegaremos a  todas esas estancias donde esté presente el sistema de ventilación.

Una vez cumplida su acción, el ambiente ozonizado se  tornará  refrescante, libre de olores no deseados, purificando y beneficiando el  lugar de trabajo, junto con las ventajas que generan para los usuarios y  siempre bajo la premisa de utilizar un producto ecológico.